Conectar con el caballo y seguir su movimiento es un remedio para los dolores y heridas físicas y / o psicológicas. El caballo actúa aquí como un verdadero cuidador, pero también como un maestro. Sus beneficios son educativos, psicológicos, biomecánicos, somáticos y psicocorporales.

1001 tipos de jinete

La terapia asistida por caballos para personas, especialmente niños con diversas discapacidades, aborda diversos problemas, como: parálisis cerebral infantil, tetraparesia, síndrome de Down, autismo.

* Cualquier persona que tenga trastornos neuromotores.

  • Parálisis cerebral infantil
  • Tetraparesia espástica / flácida
  • Síndrome piramidal / extrapiramidal
  • Síndrome de Prader-Willi
  • Hemiparesia

* Cualquier persona que esté afectada de trastornos psicomotores.

  • TDAH
  • Síndrome de Down
  • Retrasos psicomotores

* Cualquier persona que sufra de afecciones psiquiátricas.

  • Depresión
  • Trastornos del comportamiento
  • Autismo
  • Retraso mental

* Contraindicaciones

  • Luxación congénita de la cadera
  • Escoliosis en evolución
  • Espina bífida
  • Epilepsia no controlada por medicación.
  • Osteoporosis
  • Cirugías recientes

En cada obstáculo…

Cada sesión tiene el objetivo de trabajar en diferentes áreas que se definirán previamente con el terapeuta y el paciente:

  • motricidad sensorial,
  • autoestima,
  • conciencia de sí mismo,
  • comunicación verbal y no verbal.
  • movilidad,
  • destreza manual y motilidad fina.
  • y atención

… observa entre las orejas del caballo!

Cada paciente se convierte en jinete y es invitado a seguir el movimiento del caballo. La experiencia con el animal es un momento relajante: con el apoyo de su amigo no parlante, algunas partes del cuerpo finalmente pueden distenderse, como la pelvis de un niño con algún tipo de discapacidad.

En un entorno hermoso, sentirse apoyado, percibiendo el calor corporal del caballo y encontrando el equilibrio, permitirá al jinete vivir y sentir emociones y sensaciones inimaginables.

Sanar y jugar

Se propondrán al jinete juegos, dinámicas y ejercicios en relación con el objetivo definido para crecer, desarrollarse y cambiar, mientras se balancea con el paso lento del caballo.

Acariciar al caballo, respirar juntos, cepillarlo, cuidarlo, verlo venir espontáneamente, rascarlo, sentirse útil, oler su pelaje, montar como cualquier jinete … Cada encuentro es un momento de paz y alegría.

Entre todos los beneficios que aportan los caballos al más vulnerable de los jinetes, observamos el desarrollo de:

  • una sensación de seguridad,
  • relaciones interpersonales,
  • autoestima,
  • comunicación verbal / no verbal,
  • foco, autoconciencia y conciencia social.
  • equilibrio, flexibilidad, coordinación y equilibrio.
  • calidad de vida,
  • relajación y distensión,
  • inteligencia emocional y adaptabilidad social.

Una terapeuta llena de energía positiva

«Antonia está haciendo un trabajo fabuloso con los niños! Mi hija estámuy contenta y orgullosa de lo que han conseguido en pocas horas 😀 Antonia está desarrollando una forma muy diferente de descubrir caballos, comunicación y … ¡a nosotros mismos! Muchas gracias Antonia. Volveremos pronto !»

Audrey

¡Mi hijo de seis años ha superado su timidez!

“ Ha sido una experiencia verdaderamente mágica. Mi hija de 9 años no puede dejar de hablar de ella. Hizo varios ejercicios en libertad con un caballo llamado Ibiza. Fue increíble para ella conectarse con Ibiza. ¡Ella nunca lo olvidará!. Gracias Antonia e Ibiza «.

Silvia

Fuente de motivación

El caballo es el aliado perfecto para motivar al niño: la sesión de terapia equina es mucho más que una experiencia de equitación. Está enriquecida por juegos y dinámicas inspiradas en el yoga, la atención plena, la PNL (programación neurolingüística) y la terapia artística.

Siempre vinculados con el momento compartido con el caballo, se pueden realizar ejercicios y actividades para practicar en casa: la visualización de un momento relajado de la sesión, escribir un carta al caballo … Esto permite amplificar los beneficios de la sesión y anclar aún más los beneficios.

Gemma M. Gené en el equipo Horse Emotion habla de su experiencia...

«Soy una persona autodidacta y apasionada de los caballos, que ha adquirido experiencia en el mundo ecuestre en diversos stages en Catalunya e Irlanda. En 2015 he cursado el postgrado de Terapia Asistida con Caballos (UVic). Desde entonces, he participado en numerosos proyectos de equinoterapia y sesiones terapéuticas con equinos, disfrutando de experiencias enriquecedoras gracias a los profesionales, los usuarios y por supuesto, los caballos

Resultados de la cosecha

Desde la primera sesión, los padres y el terapeuta deben completar un test que evalúa las habilidades de comunicación, sociales y emocionales, redactada por la asociación de terapia equina EPONA y revisada por el doctor Robert Roche.

A continuación, se identificarán los objetivos y metas y se decidirá el tratamiento. Mensualmente se realizará de nuevo el test y un análisis de los efectos de la terapia, para valorar los beneficios del tratamiento.

Todos para uno y uno para todos

Compartiremos las anotaciones de las sesiones con los padres de nuestros jinetes para que puedan realizar un seguimiento de los cambios y mejoras de su hijo.

Si las sesiones de terapia con caballos se están combinando con terapias ofrecidas por otros profesionales, las metas y los objetivos deben ser coordinadas por el equipo de terapeutas. Trabajar juntos para desarrollar sinergias es muy importante para nosotros.

Os damos una cálida bienvenida a nuestra comunidad

Nuestras sesiones se llevan a cabo en escuelas de equitación donde todos los jinetes y familias son bienvenidas a una auténtica comunidad de amantes de la naturaleza y los animales.

Cada año, el equipo de terapeutas equinos organiza encuentros con la colaboración de los pacientes, para disfrute de todos.

Además,  se anima a los jinetes  a participar y ayudar a la escuela de equitación en algunas tareas de voluntariado. Contribuir en los proyectos de la escuela de equitación, como en la vida,  es otra oportunidad para sentirse responsable, involucrado y comprometido.